21 jun. 2011

Punto de partida

Habiendo pasado unos días desde mis primeros contactos fluidos con los indianos y habiendo podido palpar los primeros escalones del Itinerario creo que estoy en condiciones de marcar el inicio de esta etapa.

Para comenzar, creo yo, hace falta, por lo menos, tres cosas: curiosidad, disciplina y espíritu crítico.
La curiosidad porque es parte definitoria de la ética hacker.
La disciplina porque si falta, uno se puede perder, disipar en la enredadera y lo que no es la enredadera.
El espíritu crítico porque sin él no creo que se pueda construir nada valioso.

Por ahora no he hecho nada más que tratar de abarcar una pequeña parte de los contextos que envuelven este grupo. Uno no puede pretender escribir sobre algo (mucho menos pertenecer) sin empaparse del contexto que lo ha propiciado. De la misma manera que las citas son pobres (y maleables) si vienen solas o las batallas se olvidan si no se sabe el quién y el por qué.
El típico choque cultural que tratan de evitar los servicios de inteligencia cuando "alunizan" en un terriotorio desconocido. En mi caso no es territorio desconocido pues empecé a seguir (con la esquelética adhesión) antes de entender nada, a participar hace no tanto y hoy doy el salto a la interacción.

Es una progresión. Desde el conocimiento más plano y ajeno hasta la conciencia de nodo, de igual. La incertidumbre está en que a priori uno no puede saber quiénes serán los iguales más cercanos. Pero no creo que eso sea importante. Las redes cambian, se modifican, evolucionan y no necesitan un relato mayor y externo que las justifique.

En el camino pretendo descubrir en carne propia lo que la caverna refleja, la propia, también.

Uno no debería basar su vida en construcciones que no se cree.

Y por eso este blog.

4 jun. 2011

Un poco de orden

Un poco de orden para afrontar los cambios.

Ordenar rutinas, ordenar el cuerpo para ordenar la mente. Que no al revés.
Ahora que he terminado las clases de chino hasta septiembre creo que voy a tener algo más de tiempo para darle vida a esta cloaca.

Hay varios temas, una vez reapropiado este espacio, que quiero tratar próximamente:
  • La cultura CT y otras manipulaciones cotidianas.
  • El Itinerario de Las Indias y por qué no empecé antes.
  • Reflexiones acerca del fenómeno del 15M, las formas que toma y las críticas achacables.
Esto no es más que una declaración de intenciones, claro. Mientras mi disciplina empieza a gatear probablemente publique entradas que nada tengan que ver sobre música infernal, poesía de saldo o cualquier cosa íntimamente relacionada como son la seguridad informática, la geopolítica de tasca o el último sitio de modernos al que fui anoche.

Para inaugurar la sección mostrando contradicciones, aquí va el primer incumplimiento.

Primer Ministro de Sri-Lanka es el pequeño proyecto musical que vengo a presentar. Se trata de un colectivo que comenzamos entre amigos haciendo fiestas ultradivertidas y ahora... seguimos haciéndolo. Lo que cambia es que cada vez vamos tomando una identidad más definida, unos intereses y, sobre todo, vamos aprendiendo de nuestros errores. Como en un blog no se puede publicar gran cosa respecto a este tema, paso a dejar con lo que más reciente (pero más improvisado y con fallos) que tenemos. Las mejores sesiones no se graban.

En definitiva: electro, techno, rock, hip-hop y dubstep en pequeñas porciones. Avisados quedáis.

Abocetando (fast & filthy bootleg) by PrimerMinistro

13 feb. 2011

Enrique Meneses sobre Egipto

... donde 'Egipto' significa, más bien, nosotros:
Mi larga experiencia de mezclarme con otros pueblos y escuchar sus quejas y sus sueños, me hace ver el género humano como un todo que se diferencia por nimiedades. Básicamente quiere comer, educarse, tener hijos, ofrecerles lo más que pueden, dejarse matar por ellos, respetar a los padres y abuelos, apoyarse en sus vecinos, desear días menos duros, disfrutar de libertad para pensar, hablar, crear. Básicamente lo que acabo de enumerar es lo que designa a todos los homínidos y, a veces, a los animales.
Se puede leer entero en su blog.
Además, recuerdo este vídeo y ahora parece un poco grotesco, pero sigue sin perder razón:

Como dicen los indianos, bravo por este hacker de 81 años.